Mundo
miércoles 27 de noviembre de 2013, 03:00

Quiere que a políticos les duela la verdad

“¡Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres! Es imperioso que los gobernantes y los poderes financieros levanten la mirada y amplíen sus perspectivas, que procuren que haya trabajo digno, educación y cuidado de la salud para todos los ciudadanos”, afirma Francisco en una parte del documento difundido ayer martes .

Negando que esto sea populismo, instó a una mayor acción de los políticos. Uno de los reclamos para la clase política es que asuman con determinación y visión de futuro una reforma financiera.

“Hasta que no se reviertan la exclusión y la inequidad dentro de una sociedad y entre los distintos pueblos será imposible erradicar la violencia. Se acusa de la violencia a los pobres y a los pueblos pobres pero, sin igualdad de oportunidades, las diversas formas de agresión y de guerra encontrarán un caldo de cultivo que tarde o temprano provocará su explosión”, advierte Francisco.

Agregó que cuando la sociedad –local, nacional o mundial– abandona en la periferia una parte de sí misma, no habrá programas políticos ni recursos policiales o de inteligencia que puedan asegurar indefinidamente la tranquilidad.

“Esto no sucede solamente porque la inequidad provoca la reacción violenta de los excluidos del sistema, sino porque el sistema social y económico es injusto en su raíz”, apuntó.

El cardenal de Múnich Reinhard Marx, uno de los ocho consejeros especiales del Papa, dijo que Francisco destinó sus críticas a la sociedad moderna, “pero también a la Iglesia, que siempre está tentada a ser introspectiva y traicionar su misión de evangelización”.

ir a Versión Clásica