País
viernes 19 de mayo de 2017, 01:00

María Ester y su siglo de vida plena

Sus ojos vieron el drama de la guerra y el sufrimiento de los heridos siendo enfermera. Pero también vieron la llegada de sus hijos, el paso del tiempo en cada década y la satisfacción que embargó a María Ester López viuda de Fernández de compartir con su numerosa familia sus 100 años.

“Lo que más me gustó en mi cumpleaños fue bailar; principalmente la polca de Cerro Porteño”, dice María Ester, quien vio el nacimiento del estadio del Ciclón de Barrio Obrero y aguarda con ansias la invitación para la inauguración de La Nueva Olla.

Rodeada de sus hijos, 11 en total, nietos, bisnietos y tataranietos, la matriarca recibió uno de los regalos que más le alegraron: Una vaquillona que le envió su hija desde Misiones. Su cumpleaños 101 quiere festejarlo en esta localidad.

Chaco. En su servicio de enfermería en el Chaco, conoció de cerca a Rafael Franco y al mariscal José Félix Estigarribia y su familia. “También estuvo a nuestro cargo un militar boliviano que estaba herido. Era argel con nosotros. Tiraba el agua donde preparábamos los remedios yuyos para curarle a los heridos. Nos reíamos de él”, cuenta sonriendo la ex enfermera que actualmente vive en el barrio San Isidro de Lambaré.

Lúcida a su edad, María realiza varias actividades por su propia cuenta. No se olvida de dar los consejos a sus hijos, como de la buena convivencia con los vecinos. En televisión, le gusta ver varios programas. Uno de sus favoritos era Teleshow. “Pero ahora ya no veo más, demasiado se pelean”, cuenta.

ir a Versión Clásica