Mundo
sábado 7 de junio de 2014, 05:51

Latinoamérica y su transformación arquitectónica en la Bienal de Venecia

Venecia (Italia), 7 jun (EFE).- La modernización arquitectónica de Latinoamérica en el último siglo llega a Venecia documentada en fotografías, textos y películas, dentro de la decimocuarta Bienal de Arquitectura, que abre hoy sus puertas al público.

El arquitecto holandés Rem Koolhaas, comisario para esta cita arquitectónica de 2014, propuso a los 65 países participantes que desarrollaran sus proyectos inspirándose en el tema "Fundamentals", es decir, en los fundamentos de la arquitectura para que esta fuera la auténtica protagonista y no los profesionales del sector.

Pero además, dentro de este provocador título, Koolhaas hizo una petición más específica: invitó a los pabellones nacionales centrarse en el tema "Absorbing Modernity 1914-2014" para reflejar el proceso de transformación de la arquitectura en el último siglo.

Y precisamente este encargo es el que ha centrado las miradas de los nueve países latinoamericanos que intervienen en esta Bienal celebrada en la ciudad de los canales.

Como es el caso de Argentina, que presenta la evolución de su arquitectura jugando con la dualidad entre dos mundos, el ideal y el real.

La iniciativa argentina era la de reflexionar sobre las teorías que han imperado en cada momento en el mundo de la arquitectura y rescatar algunos de sus edificios más emblemáticos, a través de fotografías y de películas sus directores.

"Mostramos la diversidad de nuestra cultura a través de dos mundos, el ideal, en el que reunimos todas las teorías vanguardistas que debatían pensadores del momento, y el real, en el que se ve cómo el país se iba configurando hasta llegar a lo que es hoy", contó a Efe la comisaria del pabellón Magdalena Faillace.

Una opinión que compartieron también los arquitectos Emilio Rivoira y Juan Fontana, que representan al país en la Bienal.

También México explica al mundo su modernización con paneles informativos que incluyen fotografías de sus edificios más modernos, como los que conforman el campus principal de la Universidad Nacional Autónoma.

Junto con estas imágenes, el pabellón emite un corto, de 20 minutos de duración, con entrevistas a los arquitectos mexicanos más representativos y con los proyectos de algunos jóvenes talentos para que su trabajo sea conocido en los cinco continentes, afirmaron los arquitectos Julio Gaeta y Luby Springall.

Por su parte, Chile rescata un panel prefabricado, firmado por el expresidente Salvador Allende en 1972, para reivindicar la modernidad y la historia de este monolito, que fue encontrado en 2006 como una ruina.

De esta forma, los arquitectos Pedro Alonso y Hugo Palmarola, que representan al país en la Bienal, cuentan al público cómo Chile ha absorbido la modernidad en el último siglo, a través de los sistemas de paneles prefabricados.

Perú ha optado por recurrir a los programas estatales de vivienda colectiva para destacar la calidad de estas construcciones arquitectónicas y reivindicar, al mismo tiempo, el papel de sus profesionales en el mundo.

Así lo explicaron los arquitectos Sharif Kahatt y José Orrego que representan a Perú en la Bienal con su propuesta "Encuentros urbanos para los próximos 100".

Mientras, Uruguay documenta su proceso modernizador con una plataforma digital que incluye textos informativos, fotografías, planos técnicos y vídeos de sus edificios más destacados como el de "El Pilar", ubicado en su capital, Montevideo.

Por su parte, Paraguay lleva a Venecia una serie de conchas de madera curvada para reivindicar que "la arquitectura moderna debe ser capaz de lograr más con menos", y Brasil presenta cómo la modernización de sus construcciones fue la responsable del fortalecimiento de la identidad del país.

Como novedad, por primera vez participan en esta Bienal República Dominicana y Costa Rica.

Mientras que Costa Rica traslada su Gran Área Metropolitana, zona en la que vive la mayoría de los costarricenses, hasta la ciudad italiana, la República Dominicana vuelve su mirada a la Feria de la Paz y la Confraternidad del Mundo Libre, el evento creado para ensalzar los logros del dictador Rafael Leónidas Trujillo en 1955.

Laura Serrano-Conde

ir a Versión Clásica