Arte y Espectáculos
viernes 7 de febrero de 2014, 01:00

Gustavo Cabaña y Rossana Barrios estrenan obra teatral

Coloridas coreografías y mucho humor propone la obra Entre el cielo y el infierno que sube a escena desde hoy en el Teatro Latino. Con la obra, Gustavo Cabaña y Rossana Barrios debutan como directores.

Por Rocío Cáceres

rcaceres@uhora.com.py

Esta noche, a las 21.30 se estrena la obra Entre el cielo y el infierno, en el Teatro Latino. Las entradas para la propuesta "apta para toda la familia" están en venta en www.boletería.com.py, desde G. 30.000. La pieza teatral sube nuevamente a escena mañana, a las 20.00 y 22.00, y el domingo, a las 20.00.

En la obra cómica, que habla del bien y el mal, actúan el humorista Gustavo Cabaña y Rossana Barrios, quienes con esta puesta además debutan como directores.

"Las expectativas son muy grandes; en la conferencia hubo casi 300 personas (...). Estamos contentos; la gente nos está enviando buena onda en las redes sociales; los comentarios son muchísimos", cuenta Gustavo, y agrega que las expectativas de la gente ejerce "cierta presión" sobre él y su compañera de sueños, Rossana Barrios. "La gente quiere ver la obra, y yo no le puedo entregar cualquier cosita", dice Cabaña.

Rossana Barrios también está muy entusiasmada. "Las expectativas son muy grandes para nosotros porque con Gustavo nos estamos entrenando como productores y directores de teatro (...), estamos trabajando en esto hace cinco meses, desde agosto", rememora Barrios, y asegura que para ella es muy importante lo que puedan brindar con esta obra. "Empresas muy importantes, así como los profesionales que nos acompañan nos dieron esa confianza. Ya queremos que llegue el gran día y se lleve a cabo este gran sueño que es nuestro y de todo el equipo", apunta Rossana.

Equipo. El staff de Entre el cielo y el infierno está integrado además por los bailarines Arturo Intelectual Turitich, Cristian Rasta Giménez, Iván Olmedo, Jorge Samaniego, Milena Espínola, Janet Caribaux, Madeleine Martínez y Nati Hermosilla. Las coreógrafas son Natalia Ramos y Rocío Rolón.

"La verdad que tenemos un equipo maravilloso", asegura Rossana, a lo que su compadre Cabaña agrega: "Cuando ideaba la obra, ya sabía quienes iban a estar en el equipo. Es como cuando te pasa por tu cabeza y vos más o menos ya te imaginás lentotón quiénpa lo que va a estar, y así se fue armando el equipo... (sic)".

Gustavo afirma que lo más lindo es que ellos se consideran una familia. "Nadie se pelea con nadie, todos nos queremos acá, compartimos, nos ayudamos y nos sentimos muy a gusto", remarca.

La obra fue escrita y guionada por Gustavo, y en Rossana recayó la difícil tarea de la producción y administración de la puesta.

"Juntos estamos estirando el carro. Nos animamos, aprendimos mucho; hay gente a la que le debemos muchísimo. Vimos que en el mercado se puede explotar mucho más, y nos animamos y nos tiramos del Puente Remanso, pero con alas de ángeles, porque estamos volando y somos felices", dice con su humor característico Gustavo.

"Es una obra para toda la familia; estamos cuidando todos los detalles justamente respetando al público que nos sigue durante tantos años", enfatiza Rossana.

Del vestuario se encarga Enrique Rivas, Alfredo Gaona y Eli Mendoza. Del maquillaje artístico se encarga Luis Arce.

ir a Versión Clásica